Vice (2019)

Cine 06 de febrero de 2019 Por
Biopic sobre Dick Cheney, vicepresidente de Estados Unidos durante el mandato de George W. Bush, quien llegó a ser considerado el vicepresidente con más poder de la historia de Estados Unidos
Vice
Vice

Adam Mckay viene de La gran apuesta (2015) y se hace con la tarea de una biopic con un Christian Bale en uno de sus mejores trabajos interpretativos, quien se sometió a la ardua tarea de subir de peso para interpretar al papel, sin la necesidad de prótesis o trabajoso maquillaje. Increíble. Por completo merecida su nominación a los Oscars como mejor actor. Lo acompañan la talentosa Amy Adams como Lynne Cheney, la mujer de Dick.

Sam Rockwell se supera con un George W. Bush característico. Probablemente se lleve la estatuilla como actor secundario acompañado por Steve Carrel como Donald R. y Tyler Perry como Collin Powell.

Adam Mckay nos entrega este film de una manera poco convencional. Se hace con una mirada política bastante fría pero le inyecta unos dotes cómicos impresionantes y constantemente juega con la cuarta pared.

Se entiende por completo que el tema visceral por el que pasa el film puede sentirse ofuscado por su propia temática. Es por ende que, Mckay ve acertadas las grandes cantidades de referencias, chistes y agregados que utiliza para hacer de la película algo llevadero.

Es en un punto donde el viaje se siente un poco entremezclado, y es que el director constantemente hace flashbacks al pasado. Juega con el tiempo lineal dentro de la cinta. Y uno tiene que alertar en base al estilo de cabello y a el físico para entender muy bien en que época de la vida de Cheney esta uno inmerso.

Mas allá de todo, Vice no deja de ser un film, un biopic político súper interesante por el tema que toca y por lo entretenido (en ningún momento decae), y se centra superficialmente como funciona el ambiente político nocivo, por así decirlo “la pecera de los tiburones” políticos de estados unidos.

Un film igualmente inquietante que deja un mensaje absolutamente claro con respecto a la visión del director de la grandilocuencia con la que se toma al narrado principalmente, haciendo referencia a como funcionamos como sociedad, como elegimos a los dirigentes que nos gobiernan. Obviamente esto sin remordimientos, rompiendo la cuarta pared, y en forma de chiste.

Director: Adam Mckay
Guión: Adam Mckay
Fotografía: Greig Fraser
Música: Nicholas Britell



Te puede interesar

Te puede interesar