Velvet Buzzsaw (2019)

Cine 08 de febrero de 2019 Por
Morf Vandewalt es un crítico de arte de la ciudad de Los Ángeles. Después de descubrir una serie de impactantes y misteriosas pinturas, Vandewalt comienza a experimentar sucesos sobrenaturales.
Velvet
Velvet Buzzsaw (2019)

Liderando como protagonista lo tienes a Jake Gyllenhaall como Morf Vandewalt, un crítico ácido y respetado de un ambiente artístico de pinturas y arte contemporáneo bastante nocivo. Lo acompañan nada más ni nada menos que la formidable Rene Russo, interpretando a Rodhora Haze, quien viene a ser el lado más comercial de la ecuación, siendo la dueña de una galería top de arte de Los Ángeles.


La película se inmiscuye en dos grandes situaciones o intenta fusionar dos situaciones diferentes. Por un lado, tienes el mundo del arte contemporáneo comercial, lleno de elitismo, ferocidad y superficialidad, evidentemente ennegrecido por una in-equivocada forma de compactarse como si cada obra se tratase de productos en una góndola. Y por el otro, el hecho que de pronto empiezan a suceder crímenes atroces. Todo en base a un grupo de pinturas que parecen estar, malditas.

Es en base a esas situaciones donde Gilroy empieza a jugar con un humor negro que, evidentemente más allá de estar por completo acotado, se entiende porque la película pasa por dar un mensaje más importante de lo que al final se ve ejecutado.


Probablemente hace rato que no paso un momento de distención tan apacible como lo hice con este film. La fotografía del mismo nos invita a observar desde lejos tomas de la ciudad de Los Ángeles. Sin embargo, no llama a una sensación de elaboración prolongada, sino que, inclusive, hasta en la misma fotografía por momentos se siente un poco simplista la forma en la que se trabajan algunas escenas.
A través del tiempo hemos visto muchas películas y films que nos llaman a tenerle miedo o precavernos de algunas cosas. Objetos o cosas malditas que si las tocamos o miramos probablemente nos consuman el alma o nos maten.


Velvet se supera porque entre medio deja una idea clara con respecto a como percibimos el arte y de que manera justa hay que respetarlo. Probablemente no ahonda mucho en la situación, simplemente se ejecuta de una manera demasiado simple con unas poderosas actuaciones y con una fotografía “comercial”. Sin embargo, el film complace y verdaderamente gusta porque comprende el mismo ámbito que intenta reflejar, básicamente el mismo del que está hecho.

Direccióon y Guión: Dan Gilroy
Fotografía: Robert Elswit
Música: Marcos Beltrami



Te puede interesar