Escape Room (2019)

Cine 16 de febrero de 2019 Por
Seis extraños reciben una misteriosa invitación para participar en una "escape room" y deberán usar su ingenio para sobrevivir y escapar.
272168R1
Escape Room

Seis extraños reciben una misteriosa invitación para participar en una "escape room". Todos ellos desconocen las condiciones del juego. Lo único que saben es que el ganador obtendrá un premio en metálico de diez mil dólares. Cuando los seis extraños aceptan participar en este inusual juego se dan cuenta de que han cometido un grave error. En realidad se encuentran en circunstancias que sobrepasan su control, el juego es más real de lo que esperaban. En apariencia, parecen juegos de mesa a escala real. Sin embargo, esta vez los rompecabezas, los enigmas a descifrar, las contraseñas o los códigos pueden no solo hacer daño, sino a llegar a convertirse en un peligroso juego mortal. Ahora, deben usar su ingenio para sobrevivir y escapar.

Con un cast liderado por una figura bastante blanda, Taylor Rusell, aparece como la cara de los posters del film. Sin embargo, siendo un personaje clave y teniendo una historia más rica, evidentemente no se hace con una caracterización que verdaderamente uno pueda llegar a sentir como estelar. Es más, se recuerda más de Deborah Ann Woll luego de salir del cine que de ella.

Hablando de Deborah Ann Woll, tanto ella como Logan Miller son los más sobresalientes del grupo de atrapados dentro del juego.

Los acompañan Jay Ellis, Nik Dodani, Tyler Labine adecuadamente, ninguno se supera, no sobresale, en parte conferido todo esto a un guion que busca personajes de relleno.

Adam Robitel es muy eficaz en cuanto al suspenso dentro del film, aunque desde el comienzo del film se denota un guion bastante pobre, puesto que la construcción de los personajes se ve bastante insegura.

La película viene a ser una cruza entre El cubo (1997), Saw (2004) y Destino Final (2000),  teniendo muchas posibilidades con respecto al cine , las muertes no son lo importante dentro del film.

Evidentemente el misterio, el suspenso y la forma en la que los personajes solucionan cada cuarto son lo que llama al espectador a quedarse enganchado con la historia.

Pero si hay que ser valederos, el diseño de producción del film es bastante bueno. Con unos escenarios que sorprenden por su trabajo, sobre todo el tercer escenario “downtown” donde todo el cuarto esta boca abajo.

En fin, Escape Room es un film bastante entretenido que, lamentablemente con un guion desastroso, decae estrepitosamente de una manera casi trágica. Sin embargo, es tan bueno el inicio y el medio con respecto al suspenso, que va construyendo que verdaderamente no disgusta. Un film que no llega a superar las expectativas pero que sin embargo entretiene.

Director: Adam Robitel
Guion: Bragi F. Schut, Maria Melnik
Fotografía: Jason Goodell
Música: Brian Tyler, John Carey



Te puede interesar