"Efecto de la rana hervida": no acostumbramos al cambio climático

EcoObjetivo 10 de marzo de 2019 Por
¿Por qué las personas no le dan importancia al cambio climático? Científicos coinciden que el "Efecto de la rana hervida" es una metáfora que podría responder esa pregunta.
RanaHirviendo
Metáfora de la "rana hervida"

El denominado síndrome de la rana hervida es una analogía que se usa para describir el fenómeno ocurrido cuando ante un problema que es progresivamente tan lento que sus daños puedan percibirse como a largo plazo o no percibirse, la falta de conciencia genera que no haya reacciones o que estas sean tan tardías como para evitar o revertir los daños que ya están hechos.​

La premisa es que si una rana se pone repentinamente en agua hirviendo, saltará, pero si la rana se pone en agua tibia que luego se lleva a ebullición lentamente, no percibirá el peligro. Si bien los científicos aclaran que esta fábula no refleja lo que en realidad pasaría, la historia se usa a menudo como una metáfora de la incapacidad o falta de voluntad de las personas para reaccionar o ser conscientes de las amenazas siniestras que surgen gradualmente en lugar de hacerlo de repente.

"Estamos experimentando condiciones históricamente extremas, pero es posible que no se sientan particularmente inusuales si tendemos a olvidar lo que sucedió hace más de cinco años", dice en el reporte Frances Moore, profesora de Ciencias ambientales en la Universidad de California Davis y coautora del estudio.

CalentamientoGlobal

Según la investigación, en promedio, las personas construyen su idea de lo que consideran un clima normal con base en lo que ha ocurrido entre los últimos dos a ocho años. "Las personas tienen una memoria muy corta respecto a lo que consideran un clima 'normal'", dice la investigación.

La conclusión de Moore y su equipo se basa en el analisis más de 2.000 millones de tuits, publicados entre 2014 y 2016, en los que la gente comentaba acerca de temperaturas inusuales, como un invierno demasiado caluroso o extremadamente frío.

Al observar los comentarios, los investigadores se dieron cuenta de que aunque los mismos eventos extremos se presentaran año tras año, la gente comentaba cada vez menos sobre ellos, es decir, los normalizaban en un periodo de tiempo relativamente corto.

"Existe el riesgo de que normalicemos rápidamente condiciones (climáticas) que no queremos normalizar", dice Moore. Al igual que la rana, la gente se acostumbra a los cambios del clima, así que deja de prestarles atención y no reacciona.

Lo importante no es si hablamos o no del tema o si nos sentimos afectados por el cambio climático, la verdad es que el mundo se calienta poco a poco y nos estamos acostumbrando.

Fuente: Con Información de la BBC

Te puede interesar