Detectan 13 ráfagas rápidas de radio procedentes del espacio exterior

Tecno&Innova 13 de julio de 2019 Por
Un equipo de astrónomos ha detectado 13 ráfagas rápidas de radio procedentes del espacio exterior, a 1.500 años luz, entre ellas una que se repite de forma regular.
TelescopioChime
Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno - Foto: gentileza

Un equipo de astrónomos ha detectado 13 ráfagas rápidas de radio procedentes del espacio exterior, entre ellas una que se repite de forma regular.

El equipo que usa el Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME, por sus siglas en inglés), ha anunciado que la ráfaga repetitiva y sus 12 compañeras proceden de una región del espacio a unos 1.500 millones de años luz, según ha informado el equipo en la revista Nature. Las 13 ráfagas poseen la frecuencia de radio más baja detectada hasta la fecha, pero también eran más intensas que ráfagas rápidas de radio descubiertas hasta la fecha, lo que hace que el equipo crea que la baja frecuencia está relacionada de algún modo con el entorno de procedencia.

"No significa que viajen desde más lejos", señala el autor del estudio Shriharsh Tendulkar, investigador posdoctoral del departamento de física de la Universidad McGill. "La propagación de la luz a través del gas caliente y el plasma en el medio intergaláctico y el medio interestelar tiene una serie de efectos diferentes en la señal".

Un misterio creciente

Tendulkar y el equipo también observaron que la estructura de la nueva ráfaga repetitiva es muy similar a la otra ráfaga repetitiva detectada hasta ahora.

"El hecho de que observemos varias estructuras en la ráfaga resultaba bastante similar a la primera ráfaga rápida de radio repetitiva. Es muy inusual", explica. "Ahora existen pruebas tentadoras de que las estructuras de estas ráfagas solo se observan en las repetitivas". Esto sugiere que, si se descubren más ráfagas rápidas de radio con dicha estructura, podrían ser buenas candidatas para ser repetitivas.

Y, por ahora, Tendulkar señala que el misterio que envuelve las ráfagas rápidas de radio sigue formando parte de su atractivo.

"No saberlo es muy divertido", afirma. "Sigues añadiendo más información, pero, como en todas las ciencias, cuando resuelves el misterio, aparecen más".

Te puede interesar