Los amigos de Fernando Báez Sosa pidieron que no se conceda prisión domiciliaria a los rugbiers imputados

Sociedad 18 de marzo de 2020 Por El Objetivo
Los jóvenes publicaron el reclamo en sus redes sociales. Los ocho acusados del crimen ocurrido en Villa Gesell están detenidos en Melchor Romero.
los amigos de Fernando
"No nos olvidemos que 10 cobardes mataron a un chico inocente. ¡Justicia por Fer! ¡No a la domiciliaria! - foto: gentileza

 El abogado, Hugo Tomei, defensor de los ocho rugbiers que se encuentran detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa ocurrido el 18 de enero en Villa Gesell, pidió que se le conceda a sus clientes el beneficio de la prisión domiciliaria.

Ante esta posibilidad, los amigos del joven asesinado a golpes a la salida del boliche Le Brique compartieron un video para manifestarse en contra.

"No nos olvidemos que 10 cobardes mataron a un chico inocente. ¡Justicia por Fer! ¡No a la domiciliaria!, dicen en la filmación los adolescentes, mientras sostienen carteles con la foto de su amigo.

Los jóvenes publicaron las imagenes en sus redes sociales, luego de que Graciela, mamá de Fernando, hiciera lo mismo a través del Twitter de Julieta, la novia de su hijo.

Para este jueves 19 estaba prevista una audiencia donde se tratarían las apelaciones de las prisiones preventivas que el 14 de febrero pasado dictó el juez Mancinelli, pero fue suspendida ante el avance del coronavirus​. Igualmente, la apelación será tratada luego de que las partes presenten sus argumentos por escrito.

Los rugbiers propusieron ocho casas de Zárate para cumplir la domiciliaria en caso de que la resolución sea favorable. Todas ellas fueron evaluadas por el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), que determinó que “son aptas”.

Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (19), Blas Cinalli (18), Enzo Comelli (19), Ayrton Viollaz (20), Luciano Pertossi (18), Matías Benicelli (20) y Lucas Pertossi (20), imputados por “homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”, están alojados en la alcaidía de Melchor Romero, a donde fueron trasladados desde el penal Dolores para realizarles pericias psicológicas.

En caso de ser hallados culpables, serán penados con prisión perpetua, lo que prevé al menos 35 años de cumplimiento efectivo

Te puede interesar