Polémica en torno a la tapa de Caras con la princesa Amalia de Holanda

Sociedad 23 de julio de 2020 Por El Objetivo
Profesionales de la salud señalaron que la tapa de la revista Caras con la princesa Amalia de Holanda bajo el título "La hija mayor de Máxima luce con orgullo su look plus size" (talle extra) no pone el acento en la persona, sino que se la valora desde un esquema corporal en función de su talle.
Amalia de Orange-caras_00
La tapa generó gran repudio en distintos ámbitos. - Foto: tn

"La tapa minimiza un cuadro clínico, la obesidad es una enfermedad crónica, también desde lo psicológico y social", señaló hoy a Télam la psicóloga Marcela Casabella, Coordinadora de la comisión de Salud Mental de la Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad.

Sostuvo, además, que "la foto muestra una mamá con su hija orgullosa, un vínculo afectivo y me apena que se la maltrate de esa manera" y añadió, en referencia al título de la portada, que "la foto cuenta otra historia".

Casabella aseguró que la fotografía de la revista de la Editorial Perfil "es violenta respecto de la persona, no se pone el acento en la persona, en su valor personal".

"Se la valora desde la imagen de un esquema corporal, no por su recorrido humanamente hablando", sostuvo y agregó que "el obeso debe ceder parte de su identidad para adaptarse a un entorno que es hostil, 'plus size' es una forma de identidad".

Según la especialista, "este canje de vida tiene que ver con jugar el juego del otro; es entrar en otro código y no necesariamente en el mío, y por ahí no son reglas que acepto para mí".

"Tenemos valores de delgadez distorsionados, somos estrictos en función del parámetro de belleza que manejamos", indicó y añadió que "es muy duro para aquel que tiene sobrepeso sentir que está dentro de la norma".

En nuestro país, seis de cada diez personas tienen algún grado de sobrepeso, mientras una de cada cuatro padece obesidad.

Ana María Cappelletti, médica especializada en endocrinología y obesidad, directora de posgrados en Obesidad de la Universidad Favaloro, opinó que "mostrar a las personas con sobrepeso u obesidad en actitudes placenteras me parece bien, pero el título no es adecuado porque se está hablando de una persona en función de su talle".

"La obesidad no es consecuencia de falta de voluntad de las personas y no se trata simplemente de obligarse a comer menos y moverse más. Es una problemática que tiene múltiples causas y de complejo tratamiento", remarcó Cappelletti.

Ante la avalancha de críticas, la periodista y directora de la revista, Liliana Castaño, publicó una columna editorial en las redes sociales oficiales de Caras. “Amalia, la tapa de Caras y una historia de superación”, titula Castaño su columna, que acompaña con la imagen de una nota -publicada en el sitio- que hace alusión a la gran repercusión obtenida. “Quisimos mostrar el gran momento de una princesa que vive su adolescencia sin tabúes y defiende su figura de ‘mujer real’, pero no pudimos evitar la polémica. Abolir la perfección que nos esclaviza. Rescatar una historia de superación. Ese fue el objetivo de nuestra última tapa”, argumenta la periodista.

Te puede interesar