Villa María y Villa Nueva refuerzan controles para evitar reuniones sociales  

RegiónObjetivo 28 de agosto de 2020 Por El Objetivo
Los intendentes de Villa María y Villa Nueva, el COE Regional, fiscales, y autoridades de las fuerzas de seguridad, anunciaron que se aumentarán los controles para evitar la circulación del Covid-19, sobre todo por las reuniones sociales.
FOTO EL OBJETIVO COE VILLA MARIA
Los intendentes Graglia y Rosso encabezaron el anuncio. Foto: Prensa Municipalidad de Villa Nueva

El intendente de Villa Nueva, Natalio Graglia; el presidente del Concejo Deliberante, a cargo del Departamento Ejecutivo Municipal de Villa María, Pablo Rosso; autoridades del COE Regional, la Justicia provincial, Policía de Córdoba, Bomberos Voluntarios y Gendarmería Nacional, resolvieron intensificar los controles para el cumplimiento de las medidas preventivas ante la pandemia.

Esto surgió a raíz del crecimiento de la cantidad de casos de Covid-19 y los contagios que se vienen dando a partir de la falta de cumplimiento de las normas preventivas. Según los datos aportados desde el COE, los principales portadores del Covid-19 en Villa Nueva son jóvenes de entre 18 y 25 años; mientras que en Villa María el rango etario se ubica entre los 20 y 30 años.

Las autoridades de ambas ciudades anunciaron que se incrementarán los controles a fin de evitar la concreción de reuniones sociales en viviendas de familia, con la posibilidad de aplicarse imputaciones judiciales tanto para los participantes de dichos encuentros como para los propietarios de las viviendas, en caso de ser necesario.

Durante la presentación de los datos actuales de la evolución de la enfermedad, que estuvo a cargo del titular del COE, Sergio Arroyo, quedó en claro que las reuniones grupales, fundamentalmente de adolescentes y jóvenes, son el origen de los casos de contagios que se vienen produciendo en las últimas semanas. Estos hechos luego derivan en contagios de personas adultas o mayores, a las que el virus puede afectar seriamente por ser un grupo de riesgo.

Arroyo explicó durante la presentación que, actualmente, la tasa de duplicación de casos se encuentra en 9 días. Un número que no es bueno para el conglomerado urbano. Precisamente por ello surge la necesidad de incrementar las medidas de control y evitar todo tipo de reuniones familiares, sociales o juntadas en domicilio, lugares de donde salen la mayor cantidad de contactos estrechos y en donde se producen más contagios.

 

 

Te puede interesar