Adolescentes de toda la provincia debatieron sobre el cambio climático

Sociedad 17 de octubre de 2020 Por El Objetivo
Durante las jornadas, debatieron, cual diplomáticos, sobre uno de los temas de mayor interés a nivel mundial: el cambio climático. El objetivo principal es que las nuevas generaciones vivan esta experiencia resolviendo conflictos diplomáticamente.
debate
Adolescentes de toda la Provincia participaron del “Modelo de conferencia de las partes” - foto: prensa de Gobierno de Córdoba

La pasión que tienen los adolescentes por aprender y litigar constantemente nos muestra a las nuevas generaciones deseosas de participar activamente en las causas sociales que atraviesa la comunidad y que su palabra vale.

Representar a una Nación, debatir, interpelar, realizar estrategias, alianzas y defender ideologías políticas es parte de la experiencia que vivieron los 168 jóvenes cordobeses que participaron en la quinta edición del Modelo COP Córdoba. Se trata de una representación -a modo de simulacro- del órgano de Naciones Unidas denominado “Conferencia de las Partes” (COP).

Este año, estudiantes de cuarto, quinto y sexto año de 42 colegios secundarios ubicados a lo largo y ancho de todo el territorio provincial, participaron a través de zoom en lo que ellos llaman “una de las experiencias más transformadora de vidas”, ya que les permite ubicarse en el centro del conflicto y ser actores directos de cambio.

adolescentes
La Agencia Córdoba Joven, junto con la Organización Argentina de Jóvenes para las Naciones Unidas, pusieron en marcha el COP que mantuvo a los jóvenes diplomáticos durante tres días, en intensos debates sobre un tema de interés global: el Cambio Climático, según especificó prensa del Gobierno de Córdoba.

La pandemia del coronavirus que atraviesa el mundo entero, ha traído como consecuencia que algunas actividades deban modificarse para concretar la ejecución. El COP, que se realiza desde el año 2016, era de carácter presencial por lo que está vez había que reinventarse.

Matías Anconetani, presidente de la Agencia Córdoba Joven, destacó: “Este año reinventamos el Modelo, junto a OAJNU, para que pudiera hacerse de forma online porque consideramos necesario sostener este espacio de formación y participación de jóvenes de toda la provincia, que ha traído muchas satisfacciones en sus anteriores ediciones”.

Y agregó: “La Agencia tiene un gran compromiso con la formación de líderes y esta es una de esas instancias por excelencia. Creo que a los estudiantes el COP les aporta principalmente una visión de poder resolver conflictos a través de la diplomacia; una diplomacia que necesariamente debe partir del respeto por las diferencias y del ejercicio del diálogo, entendido también como una construcción. Se les brinda un sinnúmero de saberes relacionados con estas prácticas: argumentar y sostener posiciones, proponer estrategias, realizar acuerdos, investigar, asumirse a sí mismos como líderes, expresó Anconetani.

Para esta edición del Modelo COP Córdoba, participaron 14 colegios de la capital cordobesa, y 28 del interior de la provincia, donde cada institución representó a distintos países con sus respectivas realidades socioeconómicas y ambientales actuales.

En este marco, los estudiantes sesionaron en grupos de 4 estudiantes por colegio, en los distintos órganos que componen la cumbre: el Órgano de Negociación y Control sobre el Acuerdo de París; la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible de las Tierras; la Comisión Especial sobre Asuntos Sociales Humanitarios y Culturales; y el Foro de las Partes sobre el Desarrollo Sustentable.

Además, se prepararon e investigaron junto a voluntarios y docentes en sus instituciones de origen. Aprendieron sobre sobre historia, geografía, cultura, economía, religión, y flora y fauna de los países asignados; sobre su idiosincrasia, sus tradiciones y normas; su idioma; su gastronomía típica.

Fue de suma importancia que se instruyan sobre temáticas como política internacional, investigar sobre los vínculos de los países entre sí, y conocer de cómo se ha configurado la brecha entre las principales potencias mundiales y los países en vías de desarrollo con respecto al cambio climático.

Experiencia en primera persona

Loana Magario tiene 16 años, estudia en el Instituto Manuel Belgrano de la localidad de Sacanta y cursa quinto año de la secundaria. A su grupo le tocó representar a la República de Corea, y gracias a sus conocimientos previos sobre este y otros modelos, sus intervenciones y la experiencia fueron fructíferas.

Sobre su rol como diplomática, destaco el trabajo en equipo y el estudio intensivo que realizó junto a sus pares sobre las leyes nacionales y realidades ambientales en Corea y los países limítrofes. “Intentamos crear una imagen más neutral y negociadora de Corea del Sur con el objetivo de ser más comprometidos con los países subdesarrollados e intentar colaborar para que éstos puedan fortalecer sus sistemas de control, regular más leyes o que el mismo estado pueda asegurar un seguimiento responsable del uso de sus recursos naturales por parte del sector privado”, destacó la participante.

A su turno, Exequiel Oscare, de 16 años y estudiante de quinto del IPEM 156 José Manuel Estrada de la localidad de Río Segundo, debatió sobre los intereses de los Emiratos Árabes Unidos.

Sobre su experiencia nos cuenta que interiorizarse sobre las temáticas y cómo era la postura de su país al respecto se sirvió para dar argumentos contundentes durante la exposición.

“Pude aprender y darme cuenta que muchas naciones para defender sus intereses económicos antes que cuidar el ambiente deciden no tomar decisiones, como son las exigencias a empresas privadas para que no contaminen o emitan menos cantidad de gases efecto invernadero, entre otras cosas”, afirmó el joven.

“El COP me sirvió e incentivó a luchar y reclamar por un mundo más verde y sustentable, sin tener que conformarme con lo que nos toca vivir hoy. Y también saber que los gobiernos pueden tomar decisiones para tener un ambiente más puro y limpio que no solo me beneficiará a mí, sino a las próximas generaciones”, concluyó Exequiel.

Vale recordar que la idea fundamental de este modelo, es que los jóvenes puedan asumir el rol de diplomáticos y defender los intereses de los países que representan, debatir sobre la problemática ambiental y hacer propuestas de soluciones en términos de políticas públicas, además de llegar a acuerdos por vías pacíficas.

Los temas que se desarrollaron por órgano, fueron: “Adaptación y mitigación” (Órgano de Negociación y Control sobre el Acuerdo de París); “Neocolonialismo y multinacionales”, “Biodiversidades y ecosistema” (Comisión sobre el desarrollo sostenible de las tierras); “Pueblos indígenas”, “Pobreza y Cambio Climático” (Comisión Especial sobre Asuntos Sociales Humanitarios y Culturales); y “Economía verde y energías renovables” (Foro de las Partes sobre el desarrollo sustentable).

Te puede interesar