Overlord (2018)

Cine 14 de noviembre de 2018 Por
En la víspera del Día D, dos paracaidistas estadounidenses tienen una misión crucial para el éxito de la invasión.

Segunda Guerra Mundial. En la víspera del Día D, dos paracaidistas estadounidenses tienen una misión crucial para el éxito de la invasión: destruir una torre de radio alemana en una pequeña ciudad cercana a Normandía. Atrapados detrás de las líneas enemigas, los dos soldados comenzarán a darse cuenta de que algo extraño está sucediendo en la aldea ocupada por los nazis.
Julius Avery nos introduce a un film que logra de una manera bastante eficaz, por no decir sobresaliente, mezclar 2 géneros de una manera entretenida y sorprendente.
Con un cast adecuado en el cual sobresale Jovan Adepo por ser la figura principal y también se destaca Wyatt Russell (hijo de Kurt Rusell) y a Pilou Asbaek. Acompañan Ian De Caestecker, Mathilde Ollivier, Bokeem Woodbine y John Magaro.
Si hay que definir al film, la película viene a conformarse como de clase B con presupuesto. Uno de los grandes aciertos de Avery es que comprende la dirección que incide el film y no intenta forzar la trama ni generar ninguna clase de osadía narrativa para convertirla en algo que no es.
Al comienzo del film percibimos que la violencia impregnada en la cinta nos va a sorprender de principio a fin. Sin embargo, es claro que más allá de ser bastante gore y explicita con respecto a la brutalidad con la que suceden ciertos actos, Avery se toma su tiempo para introducir a los monstruos dentro de la película.
El lado sobrenatural dentro de la película es un tercio de lo que vamos a ser testigos. Es básicamente como si Saving private Ryan (1998) se hubiese fundido con The Walking Dead.
Avery logra una fusión eficaz dotando a los personajes de un arco narrativo que no se ve ofuscado por las situaciones que están pasando. Verdaderamente se siente que más allá de ser extremadamente extraño o sobrenatural lo que les está sucediendo, definitivamente se percibe como algo por completo posible.
De la mano de Laurie Rose (director de fotografía) Avery le da un sentido, un estilo completo al film que da la percepción de que estamos viendo una película de guerra por completo valedera y se le imprime una seriedad interesante sin llegar a tener una trama que dicte mucho de serlo.
Definitivamente un opción fresca y sorprendente para los amantes del género, que después de mirarla definitivamente van a salir satisfechos de la sala.

Director: Julius Avery
Fografia: Laurie Rose
Guion: Billy Ray, Mark L. Smith
Musica: Jed Kurzel



Te puede interesar