Hallan un galeón del siglo XVI en el Mar de Camogli, cerca de Génova

Sociedad 20 de junio de 2020 Por El Objetivo
El descubrimiento fue en el área marina de Portofino, a 50 metros de profundidad, en el mar de Camogli, cercano a Génova. Los restos son de una embarcación renacentista de gran porte. Arqueólogos e historiadores trabajan para rearmar la historia.
camogli-italia_01
El hallazgo se produjo en las costas cercanas a Camogli. - Foto: google street view

Los restos de un galeón del siglo XVI fueron descubiertos en el fondo del mar, por primera vez en Italia. Este es un hecho inédito, ya que en la mayoría de los casos el mar "devora" la madera irreparablemente. Pero sobre este pecio no logró completar su fuerza destructiva y fue posible el descubrimiento en el mar de Camogli, a 50 metros de profundidad, en la zona de Porto Pidocchio, dentro del área marina protegida de Portofino.

Los restos identificados son los de una gran embarcación renacentista. Podrían ser del Santo Spirito, uno de los mayores galeones italianos, naufragado junto a Camogli en 1579. Los estudios darán la identidad precisa de la embarcación.

"Este es el primer pecio de esta época en Italia, donde podemos realizar actividades de investigación", explicó Simon Luca Trigona, responsable de arqueología submarina de la superintendencia.

"La madera no se conserva si no está cubierta por la carga y estos pecios habitualmente transportan granos y telas, que no podían proteger la cobertura". "De esta nave tenemos un flanco. Las operaciones de búsqueda en el pecio serán complejas porque se encuentra a 50 metros, el límite de la capacidad de los buzos profesionales. Tendremos que hallar la financiación necesaria para operar a esta profundidad", agregó.

De estas operaciones podrían emerger muchos restos que, además de permitir la identificación, podrían hacer conocer mejor la historia de la marinería en ese período.

"De un naufragio de esta época podemos esperar que emerjan cerámicas, monedas o instrumentos de navegación, como sextantes o esferas armilares, pero también anclas, artillería", dijo Alessandra Cabella, historiadora del arte y miembro del equipo de buzos de la Superintendencia.

Para los dos descubridores, Gabriele Succi y Edoardo Sbaraini, el hallazgo fue una gran emoción. "Estábamos haciendo una inmersión de exploración cuando nos llamó la atención un área cubierta de redes de pesca abandonadas y otros indicios que anunciaban la presencia de un naufragio no moderno, de modo que advertimos a la Superintendencia", contaron ambos. (Fuente: ANSA).

Te puede interesar