Un fiscal, secretarios, abogados y policías bonaerenses, acusados de armar "causas truchas" vinculadas al narcotráfico

Sociedad 24 de julio de 2020 Por El Objetivo
Según trascendió, entre otros casos que originaron la causa se encuentra la de un hombre que fue detenido en 2015 y denunció que el propio fiscal le habían "plantado" droga, para luego pedirle una coima de 20 mil dólares.
PFAAllanamiento
Uno de los allanamientos se hizo en el edificio de los tribunales de San Isidro - Foto: gentileza LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

Un fiscal de San Isidro fue imputado, con pedido de desafuero para ser arrestado, mientras que dos de sus secretarios ya fueron arrestados, en el marco de una investigación de la Justicia Federal por el "armado" de causas y a delitos vinculados con el narcotráfico.

En el caso también aparecen imputados seis integrantes de la Policía Bonaerense y dos abogados que permanecían prófugos, informaron fuentes policiales.

En el marco de la causa que instruye la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, durante la mañana se realizó una veintena de allanamientos, los que incluyeron la Fiscalía 2 de San Isidro, además de la delegación de Drogas Ilícitas de ese distrito.

El fiscal imputado es Claudio Scapolán, a quien se le endilga el presunto armado de causas cuando se encontraba al frente de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Drogas, la cual fue disuelta en 2016.

Según trascendió, entre otros casos que originaron la causa se encuentra la de un hombre que fue detenido en 2015 y denunció que el propio fiscal le habían "plantado" droga, para luego pedirle una coima de 20 mil dólares.

Los allanamientos estuvieron a cargo de efectivos de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal. Los federales se llevaron computadoras y documentación, entre otros elementos, de la sede de la Fiscalía 2, situada en Ituzaingó al 300, de San Isidro.

Scapolán no fue detenido a causa de sus fueros, pero resultaron arrestados sus dos ex secretarios, Maximiliano Jurisch y Gustavo Santivale.

Los policías federales, además de allanar la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, situada en Libertador al 14.200, se dirigieron a una comisaría de Benavídez, en Tigre, pero sólo para buscar un documento relacionado con la causa.

En la dependencia dedicada a la investigación de narcotráfico, fueron imputados con pedido de detención seis policías, entre ellos un comisario y un subcomisario.

Fuente: NA

Te puede interesar