Las criptomonedas registran fuertes caídas en la primera semana del año

CryptoObjetivo 07 de enero de 2022 Por El Objetivo
El impacto de la baja en las tasas de interés de la Reserva Federal estadounidense y la crisis en Kazajistán se sienten en las cotizaciones del mercado de las monedas digitales.
Criptomonedas-en-America-Latina
Las criptomonedas registran fuertes caídas en la primera semana del año

Las criptomonedas no comenzaron de buena manera el 2022. Las cotizaciones de las monedas digitales presentaron pronunciadas caídas en la primera semana del año. El Bitcoin cotiza este viernes por debajo de los US$42.000 y acumula una caída semanal del 13%, alcanzando mínimos de cuatro meses atrás y arrastrando al resto del mercado.

Ethereum, la segunda criptomoneda de mayor capitalización, el retroceso acumulado alcanza el 15% y cotiza en torno a los US$3.200, mientras que Binance Coin, arrastra una pérdida de 13% y cotiza a US$453. El mismo camino siguieron otras criptodivisas como Cardano, Hex, XRP y Luna, que acumulan una caída de 9%, 23%, 10% y 20% respectivamente.

Estos rendimientos negativos de las divisas digitales impactan en la capitalización total de mercado, que cae alrededor de 1,2% y que corre riesgo de perforar los US$2.000 millones.

El mercado de criptomonedas en general se vio afectado en los últimos días por la decisión de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos de aumentar las tasas de interés en 2022, con el objetivo de contrarrestar los efectos que está produciendo la alta inflación del país producida por la pandemia y que alcanzó niveles de la década del 80.

La medida de la FED repercutió en los distintos mercados financieros, incluyendo al de las criptodivisas. El escenario planteado por la Reserva Federal golpea a las criptomonedas, porque parte de su crecimiento sostenido en el último año tiene sustento en haberse convertido en refugio del impacto inflacionario para los ahorristas.

Otro factor que está afectando al mundo de las criptodivisas es la crisis que se ha desatado en Kazajistán, el país que aloja el segundo pool de minería crypto más grande del mundo, que podría desembocar en mayores precios sobre la energía eléctrica y en un freno en la actividad de los mineros.

Te puede interesar