Trump y Putin se meten de lleno en la crisis boliviana

Internacional 11 de noviembre de 2019 Por El Objetivo
Ambos mandatarios opinaron y fijaron posición respecto a la salida de Evo Morales del gobierno boliviano.
0-0PutinTrump (1)
El presidente de Donald Trump como el primer ministro ruso Vladimir Putin fueron contundentes en sus comunicados. - Foto: gentileza

A tres semanas de las elecciones presidenciales, Evo Morales renunció a su cargo acorralado por las masivas protestas, motines policiales y  denuncias de fraude. 

En ese sentido la comunidad internacional fijó posturas, y tanto el presidente de Donald Trump como el primer ministro ruso Vladimir Putin fueron contundentes en sus comunicados.

El presidente de Estados Unidos celebró hoy la renuncia de su par de Bolivia Evo Morales y aseguró que ese país norteamericano "aplaude al pueblo boliviano por demandar libertad" y a los militares de la nación sudamericana por "proteger la Constitución".

En un comunicado oficial divulgado este lunes, Trump sostuvo que "la renuncia de ayer del presidente boliviano Evo Morales es un momento significativo para la democracia en el Hemisferio Occidental".

"Después de casi 14 años y de su reciente intento de ignorar la Constitución boliviana y la voluntad del pueblo, la partida de Morales preserva la democracia y allana el camino para que sea escuchada la voz del pueblo boliviano", agregó.

"Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por demandar libertad y a los militares bolivianos por acatar su juramento para proteger no solo a las personas, sino a la Constitución boliviana", subrayó el presidente norteamericano.

También consideró que "estos acontecimientos envían una fuerte señal a los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán".

"Estamos ahora un paso más cerca de un Hemisferio Occidental completamente democrático, próspero y libre", completó Trump en el comunicado difundido por la oficina de Prensa de la Casa Blanca en Washington.

En tanto, Rusia llamó a una "salida constitucional" en Bolivia tras la renuncia del presidente Evo Morales, forzada por la violencia desatada por la oposición y que, según el Kremlin, sigue "las pautas de un golpe de Estado orquestado".

"Acogemos con alarma la dramática evolución de acontecimientos en Bolivia, donde una oleada de violencia desatada por la oposición impidió agotar el mandato presidencial de Evo Morales", expresó el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado.

El gobierno de Vladimir Putin consideró "profundamente preocupante que el desarrollo de los acontecimientos, siguiendo las pautas de un golpe de Estado orquestado, malograse la disposición del gobierno de buscar soluciones constructivas y dialogadas a lo largo de esta crisis política interna".

Te puede interesar