En EE. UU. administran la primera dosis de prueba de vacuna contra el coronavirus a un participante de ensayo clínico

Internacional 16 de marzo de 2020 Por El Objetivo
El estudio tiene como objetivo inscribir a un total de 45 adultos sanos durante un período de seis semanas.
coronavirus
EE.UU. inicia pruebas en seres humanos para una vacuna frente al coronavirus - foto: gentileza

Un nuevo ensayo de vacuna contra el coronavirus en Estados Unidos ha administrado una dosis a su primer participante, anunció el lunes el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

El estudio tiene como objetivo inscribir a un total de 45 adultos sanos durante un período de seis semanas. Cada participante recibirá dos inyecciones con un mes de diferencia en dosis variables.

El estudio, que es un ensayo de Fase I, está destinado a establecer que la vacuna es segura e induce una respuesta deseada del sistema inmune de los participantes.

Sin embargo, demostrar que la vacuna es efectiva para prevenir la infección por COVID-19 requerirá estudios de seguimiento que involucren a muchos más participantes, lo que llevará muchos más meses, dicen los expertos.

“Encontrar una vacuna segura y efectiva para prevenir la infección con [el nuevo coronavirus] es una prioridad urgente de salud pública”, dijo el director del NIAID, Dr. Anthony Fauci, en un comunicado el lunes. “Este estudio de Fase 1, lanzado a una velocidad récord, es un primer paso importante para lograr ese objetivo”.

El ensayo está financiado por el NIAID y se ejecuta en el Kaiser Permanente Washington Health Research Institute en Seattle.

La vacuna, que utiliza material genético llamado ARN mensajero, fue desarrollada por científicos del NIAID en colaboración con la empresa de biotecnología Moderna.

La agencia acreditó la velocidad con la que avanzó un ensayo de Fase I comparado con estudios previos sobre los coronavirus SARS y MERS.

Los científicos habían trabajado previamente en una vacuna experimental MERS dirigida a una proteína en la superficie del virus, lo que les dio una “ventaja para desarrollar una posible vacuna para proteger contra COVID-19”, dice el comunicado.

Te puede interesar