Cuáles son los peligros de la hiperconectividad en niños y adolescentes

Sociedad 26 de marzo de 2020 Por El Objetivo
La permanente exposición a las redes de niños y adolescentes durante el aislamiento social puede llevarlos a situaciones de vulnerabilidad como grooming.
adolescentes y pantallas_00
El contexto de aislamiento es una oportunidad para las familias, para generar espacios de diálogo. - Foto: gentileza

Los expertos aconsejan a los adultos fomentar el diálogo con los chicos, establecer pautas de conexión y explicar la importancia de discernir entre amigos y contactos.

Desde que el viernes pasado comenzó a regir el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional, la conectividad en nuestro país se incrementó en un 25 %, según datos de la Cámara Argentina de Internet (CABASE).

Este aumento en la conexión también "exacerba el flujo de información, de datos y acerca a los delincuentes a sus víctimas", explicó en diálogo con Télam Hernán Navarro fundador de la ONG Grooming Argentina.

El especialista aseguró que "el contexto del aislamiento" que desde hace una semana impide que los ciudadanos salgan de sus hogares se replica "puertas adentro con los niños", es decir que "en cada hogar prevalece el aislamiento digital con chicos y chicas refugiados en sus habitaciones" con celulares, tablets, computadoras o juegos on line en consolas de videojuegos.

"Como adultos, tenemos que tener en cuenta que en cada plataforma, desde Tik Tok hasta los juegos en línea de Playstation existe la posibilidad que un chico o chica atraviese una situación de vulnerabilidad", afirmó Navarro y remarcó que "por ello es fundamental que los adultos dialoguen con ellos y que entre otras cosas le hagan entender que un contacto no es siempre un amigo, que no hay que confiar en alguien a quien no conocen y recordarles el daño que éstos pueden hacer".

Asimismo, el también docente universitario afirmó que "los adultos debemos ir hacia una desintoxicación digital donde el coronavirus trajo nuevas y distintas amenazas en sí mismo, pero también nuevos desafíos que debemos traducir en oportunidades, depende de nosotros como sociedad".

Por su parte, Sebastián Bortnik, uno de los fundadores de la ONG Argentina Cibersegura, señaló que "al aumentar el tiempo en pantalla puede eventualmente fomentar que estén más expuestos" a situaciones de vulnerabilidad como el grooming, "pero éstas no se ven sustancialmente modificadas por el aislamiento".

En este sentido consideró que "el contexto de aislamiento es una oportunidad para las familias, para generar los diálogos necesarios, que es la base de todo, para ayudar a los chicos que no sean víctimas de grooming y dales herramientas de prevención".

En cuanto a las herramientas, Bortnil explicó que lo primero que hay que hablar con los niños es "que el grooming existe, describirlo, explicar las consecuencias y dejarles claro que cuidarlos del grooming no es limitarlos".

"Tienen que saber que cuando están hablando con alguien, esa persona puede no ser quien dice ser, que cuando es alguien que no conocen fuera de las plataformas virtuales y les una foto o un video no lo tienen que hacer, que ahí deben hacer una pausa y, eventualmente, pedir ayuda", apuntó.

Además del grooming la hiperconectividad puede traer otras consecuencias en niñas, niños y adolescentes como ansiedad o síndrome de FOMO (miedo a estar perdiéndose algo, o quedar excluido de las redes sociales y/o tendencias del momento); anular la creatividad; pérdida de análisis crítico de la realidad, distorsiones cognitivas; problemas de socialización; generar comportamientos compulsivos; aumentar el riesgo de sufrir depresión y alteración del sueño. 

Te puede interesar