Córdoba marcha hacia la movilidad sustentable en el transporte urbano  

Sociedad 30 de septiembre de 2020 Por El Objetivo
Con la habilitación de una estación de servicio gestionada por el municipio se avanza en la política ambiental de la ciudad. Desde allí se proveerá de biocombustible a la flota de transporte para atenuar el impacto ambiental del tránsito.  
Tamse
Buscan incorporar biocombustibles para impulsar los colectivos urbanos. - Foto: Tamse

El secretario de Gestión Ambiental y Sostenibilidad de Córdoba, Jorge Folloni, manifestó que “el tema ambiental para el intendente es trascendental”, por lo que se trabaja en un cambio de paradigma en materia de transporte urbano.

Partiendo de una concepción “transversal” de la política ambiental, el municipio incorporó una estación de servicio que está ubicada en inmediaciones del Mercado de Abasto.  Al respecto, Folloni indicó que “hace poco hemos tomado una estación de servicio”. Esto permitirá disponer del biodiésel que podrá transformarse en el combustible del sistema de transporte de la ciudad.

En ese sentido, el funcionario apuntó que “ya hemos tomado contacto con las empresas de recolección para que los camiones utilicen biodiésel. También se va a hacer extensivo a la flota del transporte urbano de colectivos y a la flota municipal”. “Estamos muy avanzados, ya tenemos la estación de servicio, vamos a ingresar a la Tamse para que empiece a cargar biocombustible”, afirmó Folloni.

“Para el intendente es prioridad todo lo que sea economía circular, y el tema ambiental es transversal en todas las áreas, en la movilidad sobre todo”, destacó el titular de Gestión Ambiental del municipio. “Para bajar los niveles de contaminación vehicular empezaremos por las flotas municipales y rescataremos y fortaleceremos  también el transporte alternativo, como el aumento de las ciclovías que será un eje de nuestra gestión”, anticipó.

En referencia a la búsqueda de soluciones para el transporte que sean amigables con el ambiente vale recordar que la Tamse suscribió un convenio con una empresa fabricante de buses para hacer una prueba con un vehículo impulsado con GNC. Además de permitir una reducción del 40% en el costo operativo, los buses impulsados a GNC producen menos ruido en su funcionamiento y disminuyen la emisión de gases de efecto invernadero.

Por otra parte, hay un importante antecedente en una ciudad de una magnitud comparable con la de Córdoba, como lo es Rosario. Allí se impulsó una prueba piloto para el uso de biocombustible en los coches del transporte urbano con resultados muy satisfactorios, por lo que comenzó a aplicarse regularmente esa modalidad.

Te puede interesar