Padre de Paulina Lebbos afirma que a nadie en Tucumán le sorprende la denuncia contra "el sátrapa de Alperovich"

Sociedad 23 de noviembre de 2019 Por El Objetivo
"No me sorprendió en absoluto la denuncia contra ese moustro, de este sátrapa José Alperovich no me sorprende nada. Nadie en Tucumán está sorprendido", sentenció Lebbos.
AlbertoLebbos
Alberto Lebbos, padre de Paulina, quien fue asesinada en febrero de 2006 - Foto: gentileza

Alberto Lebbos, padre de Paulina, quien fue asesinada en febrero de 2006, aseguró hoy que en Tucumán "nadie está sorprendido" por la denuncia por abuso contra el ex gobernador José Alperovich,.

"No me sorprendió en absoluto la denuncia contra ese moustro, de este sátrapa José Alperovich no me sorprende nada. Nadie en Tucumán está sorprendido", sentenció Lebbos. "Este tipo -por el ex gobernador- está acostumbrado a este tipo de actitudes", agregó Alberto Lebbos en una entrevista con radio Mitre.

En el día de ayer una sobrina de 29 años del senador nacional y ex gobernador de Tucumán, José Alperovich, lo denunció por violación y dijo que las agresiones tuvieron lugar durante un año y medio, tanto en la provincia norteña como en la Capital Federal, al tiempo que publicó una durísima carta abierta.

La joven, que trabajó para la campaña de Alperovich como candidato a gobernador de Tucumán, denunció que durante un año y medio su tío "violentó" su "integridad física, psicológica y sexual" y pidió medidas de restricción para el actual senador nacional, como ser la prohibición de salida del país.

Alberto Lebbos hace tiempo denuncia a Alperovich como encubridor del asesinato de su hija Paulina, ocurrido en febrero de 2006. "El homicidio de mi hija Paulina está impune, Alperovich protege a los asesinos. Repito, nadie en Tucumán está sorprendido de lo que está pasando", subrayó Lebbos.

Paulina Lebbos, quien estudiaba Ciencias de la Comunicación, salió a bailar con amigas el 25 de febrero de 2006 para celebrar que había aprobado un examen. "Los asesinos de mi hija siguen libres porque Alperovich y sus lacayos que los siguen protegiendo", sentenció Alberto Lebbos.

Ese 25 de febrero la joven tomó un taxi, que todavía no se logró identificar, con una de sus compañeras, que se bajó antes. La chica, que entonces tenía 23 años, siguió para ir a la casa de su novio, pero al día siguiente, cuando su familia advirtió que no volvía, empezó a buscarla.

El 11 de marzo de ese año fue hallado el cuerpo de Lebbos al costado de la ruta provincial 341, a unos 30 kilómetros de la capital tucumana. .

Te puede interesar