Un sacerdote les pidió a los fieles que no usaran barbijo en Justiniano Posse

RegiónObjetivo 16 de septiembre de 2020 Por El Objetivo
Tras la polémica misa que se llevó a cabo en Justiniano Posse, se confirmaron 16 casos positivos de coronavirus. Hay cerca de mil personas aisladas.
Justiniano Posse
En las últimas horas se confirmaron 16 casos positivos de de coronavirus - foto: gentileza

Cuando empezó la cuarentena estricta por la pandemia del coronavirus la localidad cordobesa de Justiniano Posse apenas había registrado dos casos, pero esta situación dio un drástico giro y la razón sería una polémica misa por la Virgen patrona del pueblo.

En las últimas horas se confirmaron 16 casos positivos de de coronavirus, otros tantos esperan los resultados de los hisopados y hay cerca de mil personas aisladas.

Al parecer, el motivo para esta escalada de infectados la encontraron en el video que se difundió de una celebración religiosa en la que el sacerdote le pidió a sus fieles que se quitaran el barbijo.

“Habían establecido protocolos para misas con distanciamiento y una cantidad máxima de personas. Testigos dicen que el sacerdote decía que quienes usaban barbijo eran miedosos y que no tenía que haber miedo a la muerte porque si moríamos nos íbamos antes con Dios”, reveló en Arriba Córdoba Adrián Leonardi, periodista de FM Sudeste.

De acuerdo con su testimonio, el cura “es totalmente antivacunas, anticuarentena” y no ha hecho ningún esfuerzo por ocultar su postura frente a la opinión pública. De hecho, agregó Leonardi, hasta ayer publicaba ideas en ese sentido en su muro de Facebook. Pero, tras la repercusión que tuvo el episodio dio de baja su cuenta.

El brote fue confirmado por el director del Hospital de Justiniano Posse, Oscar Gómez, a los medios. “Tenemos 16 casos confirmados y activos, y hay hisopados en espera del lunes y martes, son bastantes”, informó.

“El 80 por ciento de los contagios salen de la misa”, señaló, y advirtió que esperan “muchos más casos por la cantidad de contactos estrechos”. “Tenemos más de 1000 personas en aislamiento por contacto estrecho y contactos de contactos, el árbol epidemiológico tiene la posibilidad de muchos casos más”, sostuvo.

A pesar de las consecuencias que tuvo para los fieles el discurso del sacerdote, Gómez evitó responsabilizarlo directamente. “Yo no le puedo echar la culpa a nadie, acá la responsabilidad pasa por cada uno. Hubo una irresponsabilidad social, cuando no se cumplen las medidas como el distanciamiento y el barbijo pasan estas cosas”, sentenció.

Fuente: TN

Te puede interesar