Pirotecnia: Efectos adversos en animales

Sociedad 16 de diciembre de 2018 Por
Los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad. Algunos hasta pueden causar la muerte.
PerroPirotecnia
La capacidad auditiva de los perros es mucho mayor, por lo que los estruendos son percibidos más fuerte.

Llegan las fiestas de fin de año y el uso de pirotecnia se vuelve normal. Las reacciones pirotécnicas pueden generar llamas, chispas y humos  y los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad.

Los perros suelen sentir temor y al huir pueden ser víctimas de accidentes o perderse. Las aves reaccionan frente a los estruendos con taquicardias que pueden provocarles la muerte; los gatos suelen correr detrás de los explosivos por simple curiosidad pudiendo ingerirlos, perder la vista o lesionarse; los insectos y otros animales pequeños poco pueden hacer para no ser dañados, la pirotecnia es para ellos un explosivo de gran tamaño.

"Los humanos solo podemos percibir sonidos de hasta 20000 ciclos por segundos,
mientras que la capacidad auditiva de los perros es mucho mayor, 60000 ciclos por segundo.
Es decir que los estruendo producidos por la pirotecnia ellos los perciben maximizados".

En el caso de las aves caseras hay que añadir el peligro de que los animales entren en pánico dentro de las jaulas y se golpeen contra los barrotes pudiendo herirse gravemente o incluso morir. Con mayor motivo si es por la noche puesto que su visión nocturna es muy reducida, ya que ellos están preparados para huir hacia donde sea chocando con todo lo que puedan encontrar en su camino.
Los pájaros que viven en nuestras ciudades, sufren aún más teniendo en cuenta que están mucho más expuestos a los ruidos o a ser alcanzados directamente por las detonaciones. Los pichones caen de los nidos, los adultos que sobreviven, también pueden chocar, caer desorientados, perder la vida en la caída o ser atropellados.

"Un animal perturbado, atemorizado o alterado
puede volverse violento
incluso hasta con su propio dueño".

Hoy, pese a que tanto la venta como el uso de pirotecnia son sancionados por el Código de Convivencia, el uso de pirotecnia no se extinguió, ya sea por la venta ilegal, la compra en otras localidades o, incluso, por el comercio legal subsistente dentro de la ciudad.

pirotecnia



Te puede interesar