Preocupación por la propagación de un nuevo coronavirus que se trasmite entre humanos en China

Internacional 21 de enero de 2020 Por El Objetivo
Las autoridades en China trabajan contrarreloj para contener la propagación de un nuevo coronavirus que ha dejado al menos seis personas muertas y casi 300 enfermos.
virus-china-896153
Las autoridades en China trabajan contrarreloj para contener la propagación de este nuevo coronavirus - Foto: gentileza

La Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó el 20 de enero un comité de emergencia para tratar sobre un nuevo virus, tipo SARS, que se expande por China y que ha llegado a otros tres países asiáticos. Esta es una designación que únicamente suele emplearse cuando se trata de epidemias muy graves.

Este extraño brote de neumonía emergió a finales de diciembre en un mercado de pescado de la ciudad de Wuhan, en el centro del país. Hasta ahora se creía que sólo se transmitía de animales a humanos, pero la Comisión Nacional de Salud de China confirmó la transmisión de persona a persona.

Las autoridades en China trabajan contrarreloj para contener la propagación de este nuevo coronavirus que ha dejado al menos seis personas muertas y casi 300 enfermos.

Zhong Nanshan, jefe del equipo de la comisión que investiga el brote, explicó que dos casos de infección en la provincia china de Guangdong habían sido causados por transmisión de persona a persona y que personal médico de Wuhan, concretamente 14 sanitarios, habían sido infectados por el contacto con los pacientes.

"La clave para controlar la propagación de la enfermedad ahora es evitar la aparición de un súper propagador del virus de Wuhan, y esto se puede hacer prohibiendo que las personas con síntomas abandonen la ciudad", añadió el especialista. Ahora hay 60 rutas aéreas que conectan a Wuhan con otros países, incluidos vuelos directos a Nueva York, Sídney, París y Londres, así como más de 100 vuelos internos a otras ciudades de China.

En tanto, se ha prohibido a las agencias de viajes sacar grupos de Wuhan y se aumentará la cantidad de monitores térmicos y áreas de detección en los espacios públicos. La policía de tránsito también realizará controles puntuales en vehículos privados que entran y salen de la ciudad para buscar aves de corral vivas o animales salvajes, después de que el virus se vinculó a un mercado de mariscos y animales vivos, según un informe del medio de comunicación estatal People’s Daily, que cita la Comisión Municipal de Salud de Wuhan.

Las nuevas medidas ocurren después de que el presidente de China, Xi Jinping, ordenara el lunes “esfuerzos decididos para frenar la propagación” del virus.

Te puede interesar